Este fin de semana estuve en Madrid ya que asistí un curso de fotografía culinaria y Still Food ( que parece ser que es lo que aquí todo el mundo conoce como bodegones). Todo un éxito.

Las profesoras  Luisa Morón y Raquel Carmona son unas artistas de la fotografía. Vamos, lo que yo describiría como dos auténticas profesionales. Y lo digo así porque combinan amor y gusto por lo que hacen con una técnica perfecta. Podeís ver su maravilloso trabajo en sus respectivos blogs “Cocinando con mi Carmela” y “Los Tragaldabas”.

Voy a hacer un pequeño resumen de los elementos, técnicas y trucos que aprendí en este fantástico taller para el que quiera como yo iniciarse en este maravilloso mundo de la fotografía culinaria.

Elementos básicos para empezar en esta tarea de fotografíar alimentos, ingredientes y demás componentes en un escenario de “Still Food”:

  • Trípode (si tu cámara es sencilla como la mía con uno de 30 € tendrás más que suficiente para soportar el peso de la cámara con el objetivo)
  • Objetivo de 50 mm
  • Cámara Réflex
  • Reflector

El trípode es fundamental ya que lo que conseguimos con él es poder hacer fotografías en condiciones de poca luz. Con él podemos hacer fotografías a velocidades muy lentas y que no salga la imagen trepidada (movida). Al hacer fotografías con velocidades muy lentas conseguimos captar mucha cantidad de luz, lo cual es muy importante en fotografía. Vamos que la luz es lo que determina el resultado que vemos en la foto básicamente. Y como lo que estamos fotografiando no se va a mover pues nos podemos permitir el lujo de fotografiar a velocidades lentísimas.

El objetivo es un tema bastante complicado que veremos más adelante conforme vaya aprendiendo más. Lo que determina la calidad y precio de un objetivo es la luminosidad que es capaz de captar. Por ahora lo que hay que saber para empezar es que si tu cámara es como la mía que viene con un objetivo 18-35  más vale que lo utilices como pisapapeles, como dice Raquel. Yo me he comprado por un precio módico un objetivo de 50 mm, f 1.8 que parece ser que da buenos resultados según me han recomendado Luisa y Raquel y como tengo fe ciega en ellas pues ala!

Los objetivos que utilizan Raquel y Luisa para estas fotografías son:

  • 50 mm , f 1.2. Cuanto más pequeño el f (que es la apertura del diafragma) mejor, ya que entra más luz, y como hemos dicho antes, en fotografía la luz es lo más importante
  • 100 mm macro, con este objetivo conseguirás fotos de detalle en la que apreciarás hasta lo que el ojo no ve. Con este objetivo ha hecho Luisa la maravillosa foto de las uvas que tiene en su blog.
  • 85 macro, este objetivo lo recomienda Raquel ya que dice que es parecido al 100 pero mejor

La cámara más básica para empezar que es la que yo tengo es una Canon EOS 1100 D, que cuesta sobre unos 350 €.

Elementos a considerar para crear la escena:

Tabla de madera envejecida, cuanto más mejor (puede ser una tabla de madera que tengas en tu casa o un palet). Lo que se intenta con esto es que el fondo de la fotografía tenga textura, así que cuanto más vieja la madera más texturas vamos a encontrar.

Bueno, esto es lo que hay por ahora, no puedo recortar la foto ni hacerla más grande por ahora, cuando esto funcione termino

Parámetros más importantes a tener en cuenta antes de disparar tus fotografías son:

1. Iso

En todas las cámaras réflex podemos regularlo. Intentaremos poner siembre la ISO 100, la más baja. Cuanto menos le pongamos mejor ya que tendremos menos ruido digital (esto ocurre cuando la imagen se ve borrosa, como pixelada). Si nuestra cámara es profesional el ruido digital disminuye

2. Apertura de diafragma

Se mide por la f que aparece en el objetivo, cuando más pequeña es, más se puede abrir el diafragma y más luz entra. Como hemos dicho un objetivo con f 1.8 serviría para hacer este tipo de fotografía. Cuanto menos se abre el diafragma menos profundidad de campo tenemos

Para retrato se recomienda disparar con f 4

3. Velocidad de obturación

Cuanto menor es más luz entra. Si utilizamos trípode podemos poner velocidades lentas. Si no tenemos trípode no se recomienda utilizar velocidades más lentas de 1/60.

Si queremos congelar movimiento tendremos que hacerlo a velocidades muy rápidas para que la imagen no salga movida. Esto lo podemos utilizar con niños o si queremos fotografiar el agua que se vierte en el vaso

Talle BB Web_MG_2117