¿Repostería industrial o repostería casera? ¿Magdalenas o cupcakes?

He aquí la cuestión. Este post tendría que haberse llamado reflexiones de iluminados gastronómicos

REFLEXIÓN DEL PRIMER ILUMINADO GASTRONÓMICO: BRANDOMINUS

Recientemente leí en twitter algo que me dejó de piedra. Una empresa de publicidad online lanza alegremente comentarios no muy alagadores sobre algo que claramente desconoce. Básicamente decía que los cupcakes eran un fenómeno de marketing y ponía 3 fotos de la misma magdalena (estaba claro que era una magdalena industrial del súper), haciendo suya una foto que no lo era.

Mofa de cupcakes Brandominus

La primera foto era de una magdalena tal cual la encontramos en el súper con la cápsula blanca (llamándola magdalena), la segunda foto de la misma magdalena con una cápsula de colores (llamándola muffin, más cara), y la tercera foto de la misma magdalena con una decoración propia de cupcake llamándola CUPCAKE (a 5 €). Era la misma magdalena retocada con photoshop. Esta empresa de marketing online quiso hacer suya una foto y un tema de debate que apareció en las redes sociales estadounidenses, copiar esta maaaal, muy mal

Y la disculpa burlona de esta empresa de marketing online no tiene desperdicio . Parece ser que hay que hablar mal de otros para conseguir notoriedad en las redes sociales. Yo creo que hay que respetar los gustos de todos, y si a alguien le parece comparable lo industrial a lo casero, pues bien por él, un montón de dinero que se ahorra, y un montón de porquería que se mete en el cuerpo. Pero los que sí apreciamos la diferencia no deberíamos ser motivo de mofa. Nosotros no nos burlamos del bando contrario.

 

REFLEXIÓN DEL SEGUNDO ILUMINADO GASTRONÓMICO: ÓSCAR CARRIÓN, profesor y director del Master en dirección de restaurantes de la Universidad de Alicante

Lo que más me ha sorprendido es la repercusión que ha tenido esto, pues más gente ha utilizado la mencionada foto para mofarse, haciendo suya la foto en cuestión

Burla de cupcakes

Han habido muchísimas opiniones reconociendo el engaño del mundo de las cupcakes, incluso de personas del ámbito educativo en el área de  hostelería y gastronomía, como Oscar Carrión corroborando la inmensa tontería y engaño que es el mundo de las cupcakes y utilizándo ésta foto como ejemplo para explicar a su hija lo que era el marketing. No hay duda que le han sacado bien el jugo al “inteligente tuit”, como lo llama Alicante Press. Según Óscar Carrión cupcake es una magdalena del súpermercado con papel de colores y una decoración hecha con manga pastelera, la diferencia está en el precio. Merece la pena ver el tuit en cuestión porque no todos los retuits o comentarios son los que esperaría el autor.  Entonces si adornar una porquería de forma que parezca otra cosa y cobrar 20 veces más es marketing… ¿ no nos llevaría esto a la inevitable conclusión que según ellos el marketing es un engaño??????

Y se desató una guerra entre los que apreciaban el valor de los cupcakes, muffins y demás productos caseros contra los que no apreciaban la más mínima diferencia y decían que era un engaño para tontos (definición de marketing según Óscar Carrion y otros muchos). Los autores de éstos comentarios negativos hacia cupcakes y/o muffins se despacharon a gusto en Facebook y twitter, igual que los que dedicaron otros usuarios de Facebook de su misma ideología gastronómica al post que puse en Facebook sobre Starbucks, mi cafetería favorita con los mejores cafés y más variados que he encontrado.

 

REFLEXIÓN FINAL SOBRE REPOSTERÍA INDUSTRIAL DE OTRA ILUMINADA EN SU BLOG:

En otro blog he leído que son igual de nutritivas las magdalenas industriales del súper que las caseras, o incluso mejores, ¡¡¡¡¡Y EN UN BLOG DE UNA NUTRICIONISTA!!!!!, o eso dice. También dice la “nutricionista” que es un error preparar en casa las tartas de cumpleaños o bizcochos para nuestros hijos porque pueden tener incluso más grasa que las industriales , maaaaaadreeeee miiiiiiiaaaa……. Tenéis que leerlo, no tiene desperdicio, sobre todo no os perdáis los comentarios de los lectores…

Después de leer todas éstas reflexiones me surgen las dudas :

1. ¿Las campañas para promover el uso del aceite de oliva virgen extra en la dieta por sus resultados positivos contra el colesterol dónde han quedado?

2. ¿Qué pasa con las grasas trans de la repostería industrial, vamos a compararlas con otro tipo de grasas?

 

Yo creo que estamos bien informados, ¿a quién quieren engañar? Debemos de valorar nuestro oro líquido e intentar utilizarlo en la cocina siempre que podamos. Las bondades del aceite de oliva virgen extra y su calidad extraordinaria como grasa  supera con creces cualquier otra grasa.

Así que por favor, no nos liemos, siempre será mejor algo hecho en casa con ingredientes de primera calidad que algo industrial con ingredientes de mucha peor calidad. Las empresas tienen que ver la manera de abaratar costes y no van a utilizar ingredientes de la mejor calidad en un producto súper económico. En casa siempre podemos sustituir la harina común por harina integral, la mantequilla por aceite de oliva virgen extra y el azúcar por miel. Está claro que en el súper no lo vamos a encontrar así pues la miel vale como 10 veces más que el azúcar. O también podemos sustituir el azúcar por sirope de Arce, un alimento buenísimo que nos ofrece la naturaleza, el inconveniente, el precio :(

¿Qué opinas?

¿Es lo mismo la repostería casera o artesana que la industrial?

¿Que diferencias aprecias entre una cupcake y una magdalena?

¿Cuál es tu lugar preferido para tomar cupcakes?