El 8 de Enero he llegado a Miami. La primera noche me hospedé en un hotel cerca del aeropuerto, Aladdin Hotel se llama. Las imágenes en booking no tienen nada que ver con la realidad. Es como un motel de carretera, sucio y apestoso. Las habitaciones estaban renovadas pero se podía apreciar una pestilencia y suciedad a la que poco a poco te acostumbras. Me quedé en la zona del aeropuerto que se llama Miami Springs ya que quería alquilar un coche antes de ir al dormitorio que tenía reservado en Weston, una zona más al norte.

Mientras esperaba que me recogieran de la compañía de alquiler de coches fui a un banco cercano a intentar abrir una cuenta bancaria. Había oído que era mucho más complicado que antes, cuando estuve en 1998 en Washington DC y Boston. Pero la verdad que no ha sido muy complicado, en menos de una hora ya tenía una cuenta de ahorro y chequera con Wells Fargo. Es una forma sencilla de hacer pagos aquí sin que me cobren las comisiones cada vez que hago una compra con una Visa de España. Además en algunos sitios te piden una cuenta corriente aquí en Estados Unidos para poder acceder a sus servicios, como por ejemplo algunos gimnasios.

Después me han recogido de la empresa de alquiler de coches y he alquilado el coche más económico, que pensaba que iba a ser una miniatura, pero ha resultado ser un coche bastante grande.

Antes de esto me había comprado un GPS en Office Depot que estaba cerca del hotel. Con el coche y mi GPS he llegado a Weston a una urbanización inmensa. Bueno a mí me parece inmensa pero debe ser lo normal por aquí. Me ha parado a la entrada un guardia de seguridad y le he dicho lo que me indicó la anfitriona para que me dejara entrar. Después de mucho conducir por una zona preciosa dentro de la urbanización he llegado a la casa. Estoy en una casita adyacente a una casa mas grande, una preciosidad, jardines impecables y patos a sus anchas.

Habitación independiente en Miami

Había visto las fotos en Airbnb pero no me imaginaba algo así, es la perfección de urbanización.

Habitación independiente en Weston Hills

La anfitriona es una señora originaria de Venezuela y España, encantadora y muy atenta.

Weston Hills

Las calles están llenas de palmeras impecables, con el tronco precioso. Es un tipo de palmeras que sólo sobrevive en este tipo de clima siempre cálido

Urbanización Weston Hills