Es una dieta que algunos afirman ser la dieta más saludable.

Se basa en el concepto de que la mejor dieta es la que estamos genéticamente adaptados. El efecto terapéutico de la dieta Paleo se apoya sobre estudios en personas e historias de éxito en la vida real.

CUANDO SIGUES LA DIETA PALEO:

  • Reduces el riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2, y la mayoría de enfermedades degenerativas que afectan al mundo occidental
  • Reduces peso
  • Reversión lenta de enfermedades autoinmunes
  • Mejora o eliminación del acné
  • Duermes mejor y tienes más energía durante el día
  • Disfrutas de una mayor líbido
  • Mejoras tu claridad mental
  • Disfrutas de una vida más saludable y activa

La dieta Paleo se basa en la ingesta de alimentos tal y como se hacía en la época previa a la agricultura, en la que nuestros ancestros cazaban para vivir. Los principios sobre los que se basa la dieta Paleo son los siguientes:

  • Mayor ingesta de proteínas, alrededor de un 19-35% del total diario. Carne, pescado y marisco son la base de la dieta Paleo
  • Menor ingesta de hidratos de carbono e índice glicémico bes bajo. Frutas frescas y verduras representan la mayor fuente de hidratos de carbono y proveen el 35-45% de tus calorías diarias. Casi todos éstos alimentos tienen bajos índices glicémicos que son digeridos lentamente, y no provocan grandes picos en los niveles de azúcar en sangre
  • Mayor consumo de fibra. La fibra es esencial para una buena salud, y a pesar de lo que nos han dicho, los cereales integrales no son el lugar donde encontrarla. Las verduras sin almidón contienen 8 veces más fibra que los cereales integrales y 31 veces más que los cereales refinados.
  • Consumo moderado alto de grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas con niveles de Omega-3 y Omega-6 equilibrados. No es la cantidad total de grasa en tu dieta la que aumenta los  niveles de colesterol en sangre y aumenta el riesgo de enfermedades coronarias, cancer y diabetes tipo 2, sino el tipo de grasa. Elimina las grasas trans y las grasas Omega-6 poliinsaturadas en tu dieta y aumenta las grasas monoinsaturadas Omega-3.
  • Más potasio y menos ingesta de sodio. Alimentos frescos sin procesar contienen de 5 a 10 veces más potasio que sodio. El potasio es necesario para que el corazón, riñones y otros órganos funcionen adecuadamente. Los niveles bajos de potasio se asocian con tensión alta, enfermedades cardiovasculares e infarto, los mismo problemas que están ligados a una dieta alta en sodio. A día de hoy se consume el doble de sodio que de potasio.
  • Aumentar los alimentos alcalinos para equilibrar los alimentos ácidos. Los alimentos ácidos son la carne, pescado, cereales, legumbres, queso y sal. Los alimentos alcalinos son las frutas y verduras. Una dieta cargada de ácido excesivo puede ocasionar pérdida de hueso y músculo, tensión alta, y aumenta el riesgo de piedras en el riñón.
  • Alta ingesta de vitaminas, minerales y antioxidantes. Los cereales integrales no son un buen sustituto de la carne procedente de animales criados en libertad y alimentados con pastos naturales. Los cereales integrales no tienen vitamina C, vitamina A o vitamina B12. Muchos de los minerales y algunas de las vitaminas B que contienen los cereales integrales no se absorben bien en nuestro cuerpo

Fuente:

Thepaleodiet.com

 

Si quieres probar alguna receta de la dieta Paleo:

Bizcocho de plátano Paleo