About Mónica

This author has not yet filled in any details.
So far Mónica has created 67 blog entries.

Ensalada de col

Una ensalada de col con una vinagreta dulce, ácida y un poco picante

[…]

Guiso con caldo de huesos

¿Sabías que el caldo de huesos es un superalimento ? Aquí te explico cómo hacerlo y emplearlo para elaborar ternera en salsa

[…]

Crepes de harina de garbanzo

Los crepes de harina de garbanzo pueden ser unos buenos sustitutos para los crepes tradicionales de harina de trigo refinada. No contienen gluten.

[…]

Exfoliante con aceite de coco

Esta crema exfoliante casera te dejará la piel suave y sedosa

[…]

Chocolate con aceite de coco

El coco se está convirtiendo en uno de mis ingredientes favoritos

[…]

28 formas de usar el aceite de coco

El aceite de coco es conocido por sus usos en la cocina, pero sabías que también puedes usarlo en tu piel?

[…]

Ensalada de brócoli

Verduras, manzanas, arándanos y nueces se juntan en esta deliciosa ensalada de brocoli rica en sabores y texturas

[…]

Beneficios del aceite de coco

Si tuvieras que elegir un sólo producto para añadir a tu arsenal de salud, el aceite de coco podría ser el mejor

[…]

Tarta de zanahoria

Disfruta con mi receta de tarta de zanahoria (carrot cake), típica del sur de Estados Unidos.

[…]

Cómo elaborar té de Kombucha

La preparación de esta bebida es sencilla pero has de seguir unos pasos importantes

1. Calienta 2 litros de agua hasta que llegue a hervir

2. Introduce 2 bolsitas de té o vierte 2 cucharaditas de té a granel y deja reposar durante unos 10 minutos

3. Retira las bolsitas del té o cuélalo

4. Añade 100 gramos de azúcar blanco y mezclar hasta que se disuelva

5. Deja enfriar el té hasta que llegue a temperatura ambiente

6. Agrega el cultivo de Kombucha al té junto con un 15 % del líquido de la fermentación anterior

7. Tapa el recipiente con un papel o trapo y sujétalo con una goma. No hay que taparlo herméticamente ya que es importante que haya circulación de oxígeno, pues es necesario para la fermentación

8. Deja fermentar durante 7 días en un lugar donde no le dé la luz directa del sol. A partir del séptimo día el proceso de fermentación se ha completado y es posible que tengas un nuevo Kombucha en la superficie. No siempre ocurre, pero es normal que ocurra, pues el Kombucha se suele reproducir en cada fermentación

9. Saca el disco de Kombucha con las manos muy limpias y con cuidado y ponlo en otro recipiente con algo de líquido de la fermentación. Asegúrate que la fermentación se ha realizado correctamente. Prueba el té, no tiene que estar azucarado y tiene que estar ácido. Para más seguridad puedes comprobar el PH con tiras para ello. Tiene que tener un pH de 2,8 a 4 para consumirse con seguridad.

10. Cuela el té fermentado. Puedes embotellarlo y conservarlo en la nevera para ir consumiendolo poco a poco.

11. Con el disco de Kombucha de la fermentación y el líquido guardado ya puedes empezar otro proceso […]